Maridajes recomendados para el Aduna Crianza

El Aduna Crianza es un vino 100 % tempranillo que ha sido tratado en barricas de robles franceses (60 %) y americanos (40 %) durante un año. Proviene de excelentes viñedos, que se encuentran situados en Samaniego (Álava), lugar en el que se vive la cultura del vino

Heredad de Aduna se ha mantenido fiel a una filosofía donde predomina la tradición, pero que está en constante evolución para conseguir siempre el mejor resultado. Las bodegas incorporan la tecnología más avanzada y miman la evolución de sus vinos en el mejor entorno.

Las uvas muestran la majestuosidad de la variedad tempranillo, imprescindible para el color y el sabor de los caldos más jóvenes. Entre los 400 y los 700 metros de altitud surgen viñedos con fondo ocre, esencia de esta tierra.

Características del Aduna Crianza

Este vino es de color rojo cereza y tiene matices granates. Se aprecian notas afrutadas (frutos rojos), fondo de regaliz y madera fina. Es muy agradable cuando entra en contacto con la boca y presume de buena persistencia.

Cabe añadir que el ADUNA Crianza cuenta con 11 galardones o reconocimientos. El último de ellos es la Medalla de Oro en la Challenge International celebrada en 2015.

Maridaje y platos de verano

Este vino combina muy bien con los carpaccios, pescados y con las carnes. Sobre todo, si se hacen a la brasa. Asimismo, puede constituir una excelente alternativa para el marisco de roca o para una ensalada muy elaborada. En las próximas líneas proponemos algunas ideas de maridaje para platos veraniegos.

1. Pollo con gambas

Este es un plato catalán tradicional que se utiliza mucho para festejar ciertas celebraciones como, por ejemplo, los cumpleaños. Se emplean muslos y cuartos de pollo acompañados de cebolla, puerro, tomates, pimienta, laurel, almendras, avellanas y galletas de chocolate tipo petit ecolier. No faltan las gambas de gran tamaño y si se desea, es posible añadir un poquito de brandy. Este vino crianza acompaña a la perfección con la propuesta recomendada para este verano.

2. Carpaccio

El plato veraniego perfecto es el carpaccio. Es fresquísimo y muy apetecible a cualquier hora del día. No necesita cocción alguna y destaca por su equilibrio y armonía. Se pueden cortar unas lonchas muy finas y colocarlas en un plato. Se presenta con una mayonesa ligera casera con la que se rocía esta carne. Incluso, se puede adornar con alguna hoja de rúcula y champiñón. Una copa de este vino con un sutil toque afrutado le irá muy bien.

3. Pescado relleno de salmón ahumado con queso

Este plato tiene una sencilla preparación, solo precisa un ratito al horno. Filetes de pescado de carne blanca sin piel, salmón ahumado, crema de leche, queso rallado, pimienta y sal nos ofrecen un plato exquisito y ligero para los días de calor. Este crianza marida con la propuesta que acabamos de señalar.

4. Brochetas de langostinos y verduras

Las barbacoas son recurrentes en los meses de verano. Las brochetas pueden ser una excelente alternativa porque pueden elaborarse tanto con carne como con pescado o mixtas. En este caso, sugerimos acompañar este vino con unas brochetas de langostinos y verduras con sabor ahumado. Son ideales para una cena en familia o con amigos en la que degustar este vino estrella y relajarse hasta altas horas de la mañana.

5. Solomillo a la barbacoa

Un plato ideal para los amantes de la carne y que pertenece a la cocina tradicional. Aunque se consume durante todo el año, resulta interesante recurrir a la barbacoa en verano. Un recurso sencillo y efectista donde solo hay que estar pendiente de la brasa. Si se quiere, podemos decorar con una ramita de romero para darle un aroma mucho más especial. Obviamente, este crianza, buque insignia de la familia, marida a la perfección.

6. Ensalada de marisco y aguacate

El buen tiempo invita a tomar alimentos frescos y ligeros para el estómago. Así, una ensalada es siempre una alternativa efectiva. En esta ocasión, recomendamos elaborar una ensalada a base de marisco y aguacate. Necesitaremos una ración generosa de lechugas variadas, langostinos, palitos de sumiri de cangrejo, tacos de queso, tomates cherry, huevo duro, aguacate y tacos de queso. Optaremos por una salsa cóctel para dar el toque final y lo acompañaremos con un crianza de la familia Aduna.

En definitiva, vinos como el Aduna Crianza son el resultado de una vendimia acometida manualmente, donde solo se seleccionan los mejores frutos para elaborar un caldo único, plagado de matices.

Publicaciones recientes

Dejar un comentario