Una elección acertada

Antes de iniciarnos en indicar los beneficios del Rioja reserva es necesario que entendamos qué es el vino para nosotros. Acomodados debajo de la sierra llevamos en nuestra historia genética la elaboración de vino de Rioja. Son muchos los cuidados que prestamos a nuestros viñedos que nos ofrecen las diferentes variedades de vino. Vinos jóvenes elaborados con distintas variedades de uva y, por supuesto, reservas, son el resultado de nuestras más de 30 hectáreas. Cuando elegimos hacer del vino una forma de vida se obtienen aún más beneficios de los que él por sí solo ya nos ofrece. Tras el despalillado y su posterior descanso en barrica, un Rioja reserva nos aportará una gran cantidad de beneficios a la salud física y también mental.

Pasando por nuestro corazón

Rioja reserva¿Del paladar a nuestro estómago? En realidad, desde el momento que ingerimos una copa de vino nos beneficiamos de efectos saludables en nuestro organismo:

  • A nivel cardiovascular disminuimos los niveles de colesterol malo en sangre haciendo que los problemas derivados de nuestro sistema circulatorio disminuyan en gran medida.
  • Es conocida por todos la acción antioxidante del vino Rioja reserva que combate junto a nuestro organismo para prevenir enfermedades degenerativas e incluso cáncer. La uva presenta en sus pepitas y en su piel taninos. Estos, también aparecen en los raspones y en la madera de las barricas. Estamos hablando de un elemento de textura que da ese “toque” áspero al paladar. Pero, no es esta su única función. A los beneficios ya indicados debemos añadir su poder astringente frente a diarreas o su poder antiinflamatorio a nivel intestinal.

En definitiva, estos son solo algunos de los beneficios más destacables, pero es un aliado en ayudarnos a mantener un peso saludable, nos ayuda a potenciar nuestro cerebro… Y así, muchos más. ¡Toma con nosotros una copa mientras seguimos beneficiándonos de sus acciones saludables!