Tiempo de vendimia

La vendimia es una práctica de tradición ancestral que se remonta a tiempos de fenicios y egipcios. Estos últimos ya vendimiaban y hacían fermentar la uva para producir vino. De hecho, la propia palabra tiene su origen etimológico en el latín.

Ya en las culturas clásicas existían deidades consagradas al vino, a la fiesta y la alegría. Es el caso de Baco en la cultura romana o de Dionisio en la antigua Grecia. Ello prueba que ya entonces se conocía el proceso de fermentación de la uva y la elaboración del vino.

Factores como la climatología, el tipo de uva o la zona de su cultivo han de ser tenidos en cuenta cuando se pretende lograr un vino de calidad.

La recolección de la uva para la posterior producción del vino se realiza en distintas épocas del año de acuerdo con el hemisferio en el que nos encontremos. Así, en el hemisferio norte los meses de recogida de la uva tienen lugar entre agosto y octubre, mientras que en el hemisferio sur se acomete entre febrero y abril. El mes o el tiempo exacto requerido para la recogida lo determinará el tipo de vino que se desee producir, así como la climatología de la zona y otras variables como, por ejemplo, el tipo de uva utilizada o la ubicación de los viñedos.

Los viñedos que están a mayor altitud han de ser cosechados más temprano, ya que la uva madura antes cuanto mayor es la altitud. En consecuencia, los tiempos de recogida de la uva suelen variar en función de la zona o región en la que se ubiquen los viñedos.

Si, por ejemplo, se desea obtener una mayor graduación, deberemos recoger la uva algo más tarde de lo usual con el fin de propiciar esa mayor concentración de azúcar.

Reglas básicas para obtener un vino de calidad durante la vendimia

Partiendo de las consideraciones propias de cada tipo de uva, siempre han de cumplirse ciertas reglas mínimas para obtener un vino de excelente calidad.

La recolección de la uva ha de realizarse durante la noche o en las horas menos calurosas del día para evitar que comience a fermentar el fruto antes de que llegue a la bodega. Resulta prioritario que este proceso se complete antes de que aparezca el rocío sobre las vides.

Igualmente, ha de prestarse una especial atención al tipo de contenedor en el que se irá acumulando la uva durante su recogida. Dichos recipientes no tienen que ser muy profundos para prevenir que el fruto se aplaste y se eche a perder.

La uva no debe estar mojada, dado que esto puede mermar su calidad. De ahí la necesidad de controlar la hora del rocío si la recogida va a ser nocturna.

Por último, ha de tenerse en cuenta que el fruto tiene que llegar a la bodega lo antes posible para que se inicie el proceso de transformación antes de que la uva empiece a perder calidad. Una vez recogida, si no se trata a tiempo, la uva puede empezar a fermentar o a macerar, lo que deteriora la calidad del producto final.

La vendimia: El diferencial del proceso manual

Si se quiere obtener un vino de alta calidad, a pesar de que sea un proceso más laborioso, debe recurrirse a la recogida manual del fruto. Así podrá seleccionarse una a una la uva y se logrará un resultado final de excelencia.

Hay otro tipo de explotaciones que se decantan por la recogida mecánica de la cosecha. El inconveniente de esta elección es que no es posible seleccionar la uva y que se necesita que los viñedos estén conformados en espaldera.

La recogida escalar y la tardía

Estos dos tipos de recogida tienen características propias. La escalar consiste en recoger el fruto de viñas muy extensas en base al grado de maduración de los racimos. De este modo, el viñedo se recoge en varias tandas separadas en el tiempo, seleccionando en cada momento aquellos que están en el estado de maduración que interese.

La tardía, por el contrario, retrasa la fecha de la recogida, aumentando así la concentración de glucosa en la uva. Dicho aumento implica el incremento de la graduación alcohólica del vino que se producirá después. Es utilizada para fermentar vino generoso.

Nuestros vinos, trayectoria y calidad

En Heredad de Aduna contamos con vinos de una excelente calidad debido a nuestra extensa tradición en la elaboración de los mejores caldos y a un proceso cuidado de la vendimia. Cuatro generaciones de tradición y una larga lista de galardones a nuestros productos nos avalan. Conocernos es el mejor modo de descubrir cómo elaboramos nuestros productos.

Publicaciones recientes

Dejar un comentario