Vinos afrutados para tus celebraciones

El vino es una de las bebidas más apreciadas. No en vano, un vino nos puede regalar un momento mágico gracias a sus cualidades organolépticas, la historia que nos cuenta y, por supuesto, por la compañía con la que contemos.

Hay una amplia variedad de vinos: tintos, blancos, rosados, dulces, espumosos… y cada una de ellas presenta, a su vez, otras subcategorías, ricas en matices, que alimentan las posibilidades de degustación de los amantes de los caldos.

Cada ocasión merece un vino diferente y cada persona muestra predilección por un caldo más que por otro. Sin embargo, de lo que no cabe duda es que todos los vinos convierten un encuentro en un momento especial.

Caldos imprescindibles, los vinos afrutados

Ya estamos en primavera, se alargan los días, el sol luce con más fuerza y la luz es más brillante. Esto se nota en la actitud de la gente, que está más alegre y más predispuesta a disfrutar de la vida.

Se aproximan fechas señaladas como el Día del Padre, la Semana Santa, el puente del 1 de Mayo, el Día de la Madre, etc. En estas festividades las familias se reúnen para compartir un momento entrañable, rodeados de las mejores comidas y bebidas.

¿Y qué mejor bebida que unos fabulosos vinos de las bodegas de la Rioja Alavesa?

Existe unanimidad en que los vinos de esta privilegiada tierra son de los mejores de España. Los suelos y el clima de la zona producen una materia prima de cualidades singulares, que procesada con el correcto saber hacer da lugar a caldos de una calidad suprema.

Una de las variedades más agradables en esta época primaveral son los vinos afrutados, tan característicos de esta parte de la geografía española. Y esta es la variedad estrella de los productores de la Rioja Alavesa. Las bodegas de la zona utilizan unos procesos de fermentación en los que maceran el racimo entero, logrando mejorar y multiplicar los sabores y olores del vino.

Los vinos clásicos de la zona son los tintos de color vivo y brillante, aroma fino y sabor afrutado. Son vinos muy agradables al paladar con una graduación que oscila entre los 11 y los 13 grados. Se suelen elaborar con la variedad de tempranillo, aunque también se utilizan para su confección uva garnacha, mazuelo o graciano.

Las uvas de la Rioja Alavesa presentan una mayor calidad, ya que se trata de unas frutas que absorben el grado justo de humedad al crecer en un suelo arcilloso-calcáreo.

Bodegas de la Rioja Alavesa: siempre presentes

Siempre resulta un acierto sorprender a nuestros seres queridos, en las celebraciones que están por llegar, regalando un estuche con los mejores vinos de la Rioja Alavesa. Realizar una selección entre los mejores vinos de una de las bodegas más prestigiosas del territorio nacional dotará de una excelencia capaz de deleitar, incluso, a los paladares más exigentes.

Otra manera de sorprender a nuestros familiares es regalando la experiencia única de viajar a una de las bodegas de la Rioja Alavesa. De este modo, tendremos la oportunidad de ahondar en el conocimiento de los caldos que elaboran con tanto mimo y maestría, sin olvidar otros aspectos, no menos atractivos, como su gastronomía, su cultura o su historia.

Para hallar las mejores variedades de vino no podemos dejar de visitar la Bodega Heredad de Aduna, un emblema de la Rioja Alavesa que respeta la tradición e incorpora la innovación de las últimas tecnologías a todos sus procesos. Esta joya de la viticultura ubicada en Samaniego trabaja con uvas de calidad suprema a las que aplica los procesos más sofisticados para obtener unos caldos de cualidades extraordinarias.

Los aficionados a la viticultura tienen una parada obligada en la Rioja Alavesa.

Publicaciones recientes

Dejar un comentario