Maridaje para el Aduna Vendimia Seleccionada

La elaboración de este vino está anclada en una centenaria tradición. Tradición que se remonta al siglo XVII cuando fue construida, en origen, la bodega de donde ahora proceden nuestros mejores caldos. La tercera y cuarta generación de Aduna quieren homenajear hoy a su abuelo y a la tradición que de él recibieron nombrando cada botella con su propio apellido, ADUNA.

Es una tradición que está arraigada en unos valores de cuidado exquisito de la vid, en la protección del medio ambiente y, sobre todo, en una buena dosis de amor en cada una de las creaciones. Damos por descontado que si uno ama lo que hace, da lo mejor de sí mismo; así se alcanza una calidad excelente en cada una de las botellas.

Además, nuestros viñedos están cultivados bajo un patrón de viticultura ecológica producción integrada, lo cual nos permite seguir tratando y protegiendo nuestras vides de una forma más natural, tanto para ellas como para el medio en el que están cultivadas.

Empleamos la maceración carbónica para producir nuestros caldos cuando buscamos vinos jóvenes, afrutados, frescos y de colores vivos y brillantes. Se trata de una técnica muy tradicional en la Rioja Alavesa. Igualmente, recurrimos al despalillado con nuestros vinos de madera cuando pretendemos alcanzar un color más intenso y mayor estructura y tenacidad en boca.

La elaboración de nuestro diamante en bruto

El Aduna Vendimia Seleccionada es un vino 100 % tempranillo de viñedos viejos. Se trata de uva recogida de unos viñedos centenarios siguiendo la técnica de la doble recogida. Tras la primera batida, dejamos solo tres racimos en cada una de las cepas. Solo serán recogidos tras alcanzar una ligera sobremaduración.

Lo elaboramos únicamente cuando las condiciones climatológicas y del suelo son las óptimas para ello y utilizando siempre tinas nuevas de roble francés. Las uvas pasan de esta a barrica tras su fermentación. Permanecen en ella no menos de un año y cuando la cata indica que está en su estado óptimo, procedemos a su embotellado. Así nos cercioramos de que nuestros vinos respetan el tiempo de maduración preciso para llegar a su punto perfecto. Este es aquel en el que se aprecia un vivo color rojo cereza y mora, de capa media y tonalidad intensa.

Su paso por la nariz es agradable y muestra notas de frutos rojos maduros. Los aromas a regaliz casan a la perfección con los de la madera, que son suaves y están integrados a pesar de haber sido fermentado y madurado en contacto con las barricas de roble francés.

En boca, su cuerpo se saborea con total equilibrio entre los frutos rojos, la astringencia, la madera y el tostado. En definitiva, se trata de un vino con estructura, potente y bien equilibrado.

El compañero perfecto para la carne

Es idóneo para tomar con platos de carne, en especial con asados, carnes rojas a la brasa y caza mayor. El Aduna vendimia seleccionada es el aliado ideal para carnes como, por ejemplo, los entrecots, los chuletones y cualquier otro corte pesado de ternera o buey.

Marida con solvencia con las carnes a la barbacoa y las cocinadas a la brasa como, por ejemplo, las chuletas, los chorizos y las morcillas. Su disfrute no está reñido tampoco con la degustación de las verduras que suelen servir de guarnición a estos platos de carne.

El menú perfecto para nuestro vino

Para acompañar nuestro vino, la mejor opción es contar con un buen corte para carnívoros. Un entrecot, un solomillo, un toma hawk o el más que famoso chuletón son los más recomendables. Cocinados en su punto sobre un lecho de brasas de carbón de leña y con un buen acompañamiento de verduras hechas sobre las mismas brasas. Por ejemplo, unos pimientos verdes, unos espárragos silvestres o unas patatas asadas de tamaño medio o pequeño.

Como postre, nada mejor que una buena copa de helado de vainilla. No en vano, sus aromas complementan a la perfección el sabor de nuestro vino, cerrando así el menú ideal que nos permitirá disfrutar al máximo de un vino más que distinguido. Será una experiencia memorable.

Adquiriendo este vino o cualquiera de los que forman parte del catálogo de Heredad de Aduna lograremos convertir una sencilla vianda en un auténtico espectáculo gastronómico que no dejará indiferente a nadie. ¿Por qué esperar para sorprender a nuestros invitados o para darnos un capricho?

Publicaciones recientes

Dejar un comentario