Brinda con los mejores vinos en Navidad

Se acerca un tiempo en el que nunca es más importante maridar. Encontrar el equilibrio entre las comidas y los vinos en Navidad. En hacer que los sabores encuentren el punto exacto en los paladares para poder disfrutar de las delicias gastronómicas propias de estas fechas ya sean dulces o saladas.

Aunque esto de maridar es algo más complicado y que hoy más que nunca es un asunto susceptible de innovación, maridar los blancos y rosados con los mariscos y pescados, dejando los tintos para las carnes es una máxima que conduce a acierto seguro. Los espumosos son los que mejor irán con los postres.

La importancia de los vinos en el éxito de tus reuniones

Como decimos, son máximas con las que es fácil acertar cuando no se tienen demasiados conocimientos. Máximas que llevar a cabo en unas fechas en las que, para lucirse en la mesa, no solo hay que darlo todo en las recetas de los platos. También es necesario poner el foco a los vinos que vamos a elegir para acompañar a esos platos. Elecciones que están sujetas a matices si lo que se quiere es que la reunión sea ya de nota. De sobresaliente.

El Aduna blanco 2015, el aliado de los mariscos y pescados

Fuera de toda duda, la capacidad de este blanco se resume en  Intensidad y olor.   Esta propuesta casa a la perfección con este tipo de recetas, más cuando cuenta con una cata larga en boca y retrogusto agradable al paladar. Una propuesta con la que acompañar los postres para quienes no quieren dejar los caldos hasta más tarde.

Nuestros crianzas son imprescindibles en tu mesa

El Aduna, El Leteo y Retvum son nuestras tres propuestas de crianzas para la mesa. Son 100 % Tempranillo o 100 % hechos con la uva estrella de los viñedos. Los que dan juego incluso desde el inicio de una comida o cena hasta el final de la misma, pues casan con carnes asadas, pescados fríos o mariscos, con pastas, guisos o con quesos. Vinos perfectos también para los embutidos ibéricos, otro clásico que maridar especialmente en estas fechas.

Todos los que proponemos cuentan con el aspecto fundamental de la cata que se basa en el equilibrio. En este sentido, si algo tienen en común las tres etiquetas es el buen final de boca.

Los jóvenes, otra alternativa sorprendente

Aunque son muchos los que aún piensan equivocadamente que la calidad o el buen sabor de un vino reside en la edad, hay que señalar lo sorprendente que pueden resultar algunos jóvenes en la cata y en la mesa.

De nuevo contamos en esta categoría con el Aduna, Leteo y Retvum. Uvas 100 % Tempranillo y un sinfín de premios para estos caldos. Unas propuestas con las que abrir la mesa. Es necesario saber que, aunque casan con prácticamente todos los platos que no sobresalgan en gusto, por un asunto de intensidad deben ser bebidos antes que los crianzas y los reservas. Una cuestión importante a la hora de maridar.

Los reservas y los asados, la alianza más potente

Sabor, cuerpo y aromas en una intensidad a la altura de lo máximo en sabor gastronómico. Un nivel el de nuestros vinos que maridar con los platos estrella de las fiestas como son los asados o las carnes a la brasa.

Buenas estructuras y complejidades aromáticas, las señas de identidad de nuestros caldos. Mención especial para el Aduna Reserva por los premios que atesora, entre ellos, la Medalla de Oro en la Berliner Wein Trophy “ADUNA Reserva 2009”.

Aduna y Leteo Vendimia Selección completan este cartel variado de vinos en Navidad donde la calidad es la protagonista. Los imprescindibles para el maridaje más experto, donde la diferencia reside en los matices.

Publicaciones recientes

Dejar un comentario