Regala vino, regala rioja

Los vinos de La Rioja son mundialmente conocidos por su calidad y un buen coleccionista debería albergar más de una botella en su bodega. Hoy en día llega a ser realmente complicado realizar el regalo perfecto, ya que poseemos casi todo aquello que deseamos en el acto. Sin embargo, un buen vino siempre es un acierto, en especial si es un auténtico Rioja.

¿Por qué regalar vino?

Estamos a las puertas de la Navidad y las carreras por tenerlo todo listo van a comenzar. Regalos, comidas y cenas van a ser lo común en estas fiestas, como todos los años. Sorprender va a ser una tarea complicada, por lo que debemos esforzarnos al máximo para no fallar. El vino es uno de los regalos navideños por excelencia. Puede que sea por su gran valor en nuestra cultura o sus diversas aplicaciones, pero es casi un deber regalar alguna que otra botella.

La tradición ampara este agasajo, el cual cuenta con innumerables bodegas y tipos de vino. Sin embargo, un Rioja de gran calidad no puede ser desdeñado, ya que puede ser la salida de la monotonía de todos los años. Regalar uno de estos vinos, los cuales están protegidos por la primera denominación de origen en ser concedida, es una muestra inequívoca de aprecio al agasajado; más si es un entusiasta de esta bebida.

Cuando se busca un buen regalo hay que apostar por la calidad

En efecto, para conseguir acertar en el blanco es necesario contar con un producto de calidad, elaborado con el esmero que una larga tradición confiere y con las mejores materias primas que la tierra puede ofrecer. Estos requisitos los cumple con creces la bodega Heredad de Aduna, la cual se sitúa en la incomparable Rioja Alavesa, tierra de vinos por excelencia.

Sus vinos son más que adecuados para regalar durante esta Navidad, pero no solo eso. También son el acompañamiento para una comida redonda y para la elaboración de los platos típicos de estas fiestas, los cuales deben estar a la altura para no fallar y sorprender a los comensales. Por suerte, podemos encontrar una amplia selección de vinos, los cuales encontrarán hueco en cada hogar.

Uno de los más destacados es el Aduna Crianza. Se elabora a partir de uvas Tempranillo recogidas con esmero y cariño. Es un vino de colores aframbuesados y destellos purpúreos, de aroma intenso a fruta fresca y regaliz y muestra un gran equilibrio de sabores en el paladar. Es el vino perfecto para rematar la cena de Nochebuena o para degustar, ya que es un vino que entra con facilidad y es fácil de digerir.

En cuanto al Aduna Blanco 2015, cabe decir que es un vino con un brillante tono amarillo pálido con toques limón, de intenso aroma cítrico que no resulta agresivo y que al probarlo demuestra un sabor equilibrado, que entra sin holgazanear para dejar un agradable final. Como buen blanco que es, este vino no debe desligarse de un buen plato de pescado. Sin embargo, también podemos plantear un aperitivo consistente un una tabla de quesos y este buen blanco de acompañante.

Por último, Aduna Vendimia Selección encajará con las carnes típicas de estas fechas. Su color rojo, casi como el de la cereza, y destellos rubí solo hará despuntar las cualidades de una buena carne de ternera, al igual que potenciará su sabor en el paladar.

Nada mejor que el vino para la Navidad

Los vinos de La Rioja son un regalo perfecto para la Navidad y un buen acompañante para estas fiestas. La bodega Heredad de Aduna cuenta con una amplia selección de vinos, que no pueden faltar en la mesa estas fiestas.

Publicaciones recientes

Dejar un comentario