Dale a tus fiestas el sabor que se merecen

Llega la Navidad y, con ella, las ganas de disfrutar, ya sea de los regalos, de los seres queridos y, cómo no, también de la comida. Y es que, en estas fiestas, por encima de lo ostentoso de las luces y las grandes compras, se goza de la buena comida en compañía.

Aperitivos, pavo, sopas, embutidos o postres no faltan en estas reuniones. Todo un catálogo de productos gastronómicos viste las mesas de los hogares, entre los que se encuentran las bebidas, esenciales para los típicos brindis y sonoros descorchados que acompañarán a estos platos tan esperados.

Así, lo mejor para este tipo de celebraciones es tener una buena selección de vinos con los que acompañar la comida. Y es que el maridaje entre el vino y los alimentos es algo que no es fácil de dominar y que requiere de cierta experiencia. Por eso, desde Heredad de Aduna vamos a proponerte un menú de Nochevieja vinícola, para que elijas la variedad de vino que mejor les vaya a tus platos, en base a los que elaboramos en nuestras bodegas, situadas en plena Rioja Alavesa.

Vino y queso saben a beso

El vino es historia y cultura viva de nuestro país. Por eso, no puede faltar en tu mesa estas Navidades una pequeña variedad de este caldo para iniciar a los más novatos y satisfacer a los más experimentados.

En primer lugar, recomendar un vino exclusivamente para los aperitivos es difícil debido a la amplia variedad de sabores que pueden tener. Pero si como a nosotros te gustan los buenos embutidos, los quesos y los canapés contundentes, te recomendamos un tinto como nuestro Aduna Joven, que potenciará los sabores de estos alimentos con una entrada en boca intensa con aromas de frambuesa.

Si por el contrario eliges de aperitivo el marisco, sin duda debes de decantarte por el Aduna Blanco, un tipo con buena intensidad olfativa, que tiene notas de cítricos, manzana, hierba recién cortada e hinojo.

En segundo lugar, para el plato principal la carne siempre funciona. Un buen estofado, cordero asado o pavo trufado requieren de un vino con cuerpo, bien sea crianza, reserva o gran reserva. El Leteo Crianza es excelente para este tipo de platos. Con color rojo cereza, goza de una amplitud en la boca y una persistencia que sin duda intensificará los sabores del plato.

Si en cambio lo que buscar es darle algo más de calidez y suavidad a este principal, una buena recomendación es el Leteo Reserva que, tras 16 meses en barricas de roble francés y americano, goza de una elegancia en el paladar que no dejará indiferente a ningún invitado.

Por último, el postre de una ocasión tan especial no se debe descuidar. Por eso en nuestro menú de vino Aduna, vamos a recomendarte el Leteo Vendimia Selección, un caldo único de color rojo cereza picota con ribetes de color rubí y violáceos. Acompañarlo con algún queso fermentado y algo de dulce, para saborear todo sus aromas balsámicos y ligeramente tostados, será un acierto.

Elige el vino adecuado para cada momento

En una festividad tan señalada como Navidad es esencial acertar con la elección de cada componente del menú. Elegir vino Aduna para ello es toda una garantía. Con 30 hectáreas de viñedo, nuestra variedad tempranillo se muestra especialmente poderosa, siendo esencial en la composición y elaboración de nuestros vinos jóvenes.

El resto de nuestras variedades tintas son garnacha y mozuelo, que se destinan a complementar los vinos tintos, mientras que la variedad de blancos despierta un cúmulo de sensaciones gracias a la viura.

En tu mesa elige buen vino, pero ten en cuenta que para ello no vale cualquiera. Cuenta con Heredad de Aduna en tus fiestas.

Publicaciones recientes

Dejar un comentario