Postres elaborados con vino

El vino es muy versátil y un gran acompañante de las comidas para cualquier ocasión, los postres con vino no son la excepción. Además de las tradicionales peras al vino tinto, existen un sinfín de recetas con diferentes variedades de vinos que se pueden preparar en casa de manera rápida y sencilla, que dejarán sorprendido al comensal más exigente.

Mousse de vino tinto

El mousse puede ser un postre muy elegante y sencillo de preparar. La combinación de los sabores del vino tinto con el chocolate y los frutos rojos lo hacen perfecto para cerrar con broche de oro cualquier ocasión especial. Esta receta será suficiente para 3 o 4 porciones.

Ingredientes:

– 3 claras de huevo

– 150 mililitros de vino tinto (como el Merlot o el Pinot Noir)

– 200 gramos de mermelada de frutos rojos

– 250 gramos de nata montada

– 4 cucharadas de azúcar

– 2 cucharaditas de cacao puro en polvo

Frutos rojos frescos y chocolate rallado para servir (opcional)

Preparación:

1. Hervir el vino tinto junto con el azúcar y mezclar hasta conseguir una consistencia de almíbar, luego agregar el cacao en polvo y la mermelada de frutos rojos. Una vez mezclado, dejar reposar a un lado.

2. En un bol, montar las claras de huevo, idealmente con una batidora eléctrica, y agregar el almíbar de vino lentamente a medida que las claras comiencen a tomar consistencia, sin dejar de batir, hasta conseguir un merengue firme y espeso.

3. Por último, montar la nata fría e incorporar al merengue, teniendo cuidado de que no se bajen las claras.

4. Verter el mousse en copas o recipientes y dejar enfriar al menos dos horas antes de servir.

5. Servir con frutos rojos frescos y chocolate rallado al gusto.

Helado de vino blanco con almendras

Los vinos blancos como el Chardonnay, cuando aparecen sus rasgos avainillados y tostados, combinan a la perfección con las almendras, lo que los hace ideales para utilizar en postres como este.

Ingredientes:

– 150 mililitros de vino blanco (como el Chardonnay)

– 300 mililitros de nata para montar

– 100 gramos de almendras troceadas

– 3 cucharadas de azúcar

Elaboración:

1. Batir el vino blanco y el azúcar en un bol, añadiendo lentamente la nata.

2. Una vez que la mezcla sea consistente, agregar las almendras.

3. Congelar la mezcla durante 3 a 4 horas.

4. Sacar el helado del congelador cada hora y remover manualmente o con una batidora para que no se formen cristales de hielo.

5. Retirar del congelador unos minutos antes de servir, añadir un poco de vino blanco en la base de la copa.

Tarta de cerezas al vino tinto

Con un sabor afrutado, una masa crujiente y un toque de canela, esta tradicional receta tiene la combinación ideal de cerezas y vino tinto.

Ingredientes:

– 1 lámina de masa quebrada

– 500 gramos de cerezas

– 100 mililitros de vino tinto

– 1 palito de canela

– 50 gramos de azúcar

– 2 cucharadas de mermelada de grosellas

Elaboración:

1. Extender la masa en un molde previamente engrasado, pinchar el fondo con un tenedor, cubrir con papel de aluminio y hornear durante 10 minutos a 210 ºC.

2. Retirar el papel y dejar dorar en el horno por otros 15 minutos. Luego, dejar reposar a un lado.

3. Deshuesar las cerezas y cocerlas junto con el azúcar y la canela, hasta que suelten su jugo.

4. Retirar el palito de canela y reservar.

5. En otra olla, cocer el vino con el resto de la canela hasta que se haya reducido las tres cuartas partes.

6. Agregar la mermelada y las cerezas sin dejar de remover, dejar espesar la mezcla.

7. Desmoldar la tarta y cubrir con la preparación de cerezas.

8. Dejar enfriar y servir.

Sorbete de vino tinto

El sorbete de vino tinto con limón es un postre refrescante y muy versátil, ideal para los días calurosos de verano. Esta receta es suficiente para 2 a 4 porciones.

Ingredientes:

– 1 taza de vino tinto

– 1/2 taza de azúcar

– 1/4 de taza de agua

– 1/4 de taza de zumo de limón

– 1 cucharada de ralladura de limón

Rodajas de limón para servir (opcional)

Preparación:

1. Calentar el agua y el azúcar en un cazo hasta que esta se disuelva por completo.

2. Agregar el vino tinto, el zumo y la ralladura de limón, mezclar hasta que los ingredientes estén bien integrados.

3. Congelar la mezcla durante 2 a 3 horas, sacándola cada hora para remover.

4. Servir con ralladura de limón y rodajas al gusto.

Desde Heredad de Aduna os traemos algunos postres con vino sencillos de preparar y con un resultado espectacular. Solo queda meterse en la cocina y poner nuestras recetas en práctica.

Publicaciones recientes

Dejar un comentario