La nueva Denominación de origen de los vinos rioja

La denominación de origen (D.O.) Rioja fue la primera reconocida en España en 1925. Se consiguió gracias al esfuerzo de viticultores, bodegueros y cosecheros que, desde el siglo XIX, dotaron a los vinos de sus tierras de una identidad propia. Preservar la calidad de sus caldos y diferenciarlos de los demás para evitar falsificaciones fue una ardua tarea que culminó con la primera normativa reguladora de las denominaciones de origen.

Arte y ciencia en perfecta simbiosis

La propia evolución y el deseo de diferenciar las distintas calidades de los vinos han llevado a la creación de los distintos reconocimientos posteriores. Así, en 1991, los vinos de Rioja también fueron pioneros en regularse bajo la denominación de origen calificada (D.O.C.).

Desde ese momento, su pliego de condiciones refleja y delimita su zona de producción, las variedades de uvas permitidas, las técnicas de elaboración y de crianza o los rendimientos máximos, entre otros.

La D.O.C. Rioja incluye La Rioja, las provincias de Álava y Navarra y una bodega en Miranda de Ebro: Hacienda El Ternero.

Vinos de zona

En 1998, este territorio se divide en tres subzonas: Rioja Alta, Rioja Oriental y Rioja Alavesa. A partir de 2017, la normativa convierte esas subzonas en zonas y permite especificarlo en sus etiquetados bajo las letras VZ.

Estos vinos deben ser aprobados por el consejo regulador y los productores deben efectuar una declaración de que el vino se ha elaborado en esa zona. Su calificación se realiza de forma individualizada para cada vino y su contraetiqueta especifica la zona.

También han de cumplir los siguientes requisitos:

  1. Debe constar su trazabilidad desde su recogida hasta su embotellado.
  2. Deben ocupar un lugar específico en la bodega, diferenciado y separado del resto de vinos.
  3. Deben obtener el visto bueno de su calificación específica.
  4. Sus movimientos y etiquetado son controlados.
  5. Deben realizarse con el 85 % de uva de la zona. El 15 % restante pueden pertenecer a municipios limítrofes si la bodega certifica que controla el viñedo desde un mínimo de 10 años.

Vinos de municipio

Su reconocimiento se produce en 1999 pero se impulsan en 2017. Esta denominación busca subrayar la personalidad más concreta y sus diferencias tomando a los municipios como referencia. Estas características vienen marcadas por el terreno, el clima y los aspectos culturales en el tratamiento del vino.

Es una información muy útil para el consumidor porque puede delimitar sus preferencias a municipios determinados. Los vinos de municipios poseen cualidades similares en todas las bodegas de esa demarcación.

Los vinos de municipio son vinos de zona. Así, deben cumplir todas las características de los vinos de zona, solo que las uvas deben proceder del municipio, así como su elaboración, crianza y embotellado deben realizarse en él.

Vinos de viñedos singulares

Dentro de las nuevas referencias geográficas de vinos de Rioja, es la figura más destacada. No es un concepto nuevo pero sí su regulación. Entre otras cosas, los productores deben demostrar que las uvas proceden efectivamente de los viñedos a los que se refiere y deben probar su especificidad y la calidad del producto.

Para el consumidor, un vino etiquetado como viñedo singular es una garantía de la máxima calidad.

Otros de los requisitos para adquirir esta denominación son:

  • El viñedo debe tener una antigüedad mínima de 35 años.
  • El rendimiento máximo de producción es de 5 000 kg/ha para uvas tintas y de 6.922 para blancas y del 65 % para transformación en bodega.
  • El viñedo debe poseerse en propiedad o en arrendamiento estable durante, al menos, diez años y ser una finca acreditada.
  • Debe ser un viñedo equilibrado y sostenible.
  • La vendimia se debe realizar manualmente, y la elaboración, crianza, almacenamiento y embotellado dentro de la misma bodega.
  • Debe recibir una doble calificación: al principio de la elaboración y antes de su distribución. Debe obtener una nota de excelente por un comité externo e independiente.
  • Es una marca exclusiva de un determinado vino y no afecta al resto de vinos del mismo productor.
  • Debe aparecer en el precinto y en mayúsculas Viñedo Singular.

En definitiva, estas nuevas especificaciones constituyen una manera de sistematizar los controles de calidad y proporcionan una amplia información para un consumidor experto. Bajo la denominación de origen de vinos de Rioja hay muchas particularidades apasionantes que descubrir.

¿Te apuntas?

Publicaciones recientes

Dejar un comentario