Cócteles con vino

Estamos en pleno verano y más que nunca apetece disfrutar de las noches de verano disfrutando de un buen cóctel. Una de las aplicaciones del vino menos evidentes es cuando se utiliza para hacer combinados. Unos más populares y otros más sofisticados, el vino funciona muy bien compartiendo el protagonismo con otras bebidas, siendo el complemento perfecto para crear cócteles refrescantes y aromáticos. A continuación, podrás encontrar algunas sugerencias con nuestros cócteles con vino favoritos:

Porto tónico

Originario del país vecino, este cóctel nació del deseo de encontrar un combinado similar al Gintonic pero con mejor graduación alcohólica. Se elabora con un tercio de vino blanco seco, un tercio de tónica, limón y hielo. Si se desea, se puede aromatizar con hojas de hierbabuena o menta. Es ideal para tomar en el aperitivo por su ligereza.

Rosa Negra

Este cóctel afrutado es perfumado, fresco y ácido. Combina el vino rosado con moras frescas, sirope, vodka, zumo y rodajas de lima y hielo. Las variedades de vino más apropiadas son las que contienen Garnacha, Syrah o Pinot Noir ya que complementan perfectamente con el sabor de las moras.

Tinto de verano

Este cóctel refrescante es un clásico del verano español y es que, gracias a su sencillez y versatilidad, gusta a la mayoría. Como ocurre con todas las recetas que son tan populares, existe una casi por cada persona. Nosotros sugerimos la siguiente: mezclar vino y gaseosa a partes iguales y añadir unas gotas de vermú rojo al gusto y rodajas de limón. Todo esto, servido en un vaso con mucho hielo, es el popular tinto de verano.

Según la región de España en la que lo consumas, puede ser que lo sirvan sin vermú o con refresco de limón o de lima limón.

Sangría

Este cóctel es muy apreciado por los turistas y su elaboración es bastante similar a la del tinto de verano. Además, como ocurre con su primo lejano, la receta de sangría no es muy estricta y depende, en la mayoría de ocasiones, del gusto de quien la prepara. Se cree que sus orígenes son muy antiguos, de cuando se endulzaba el vino de mesa utilizando frutas.

Nuestra sugerencia para una sangría excepcional es: 1 medida de vino tinto, 1/3 de medida de otro licor seco, tipo brandy o tequila, 1/3 de medida de refresco de limón o ginger ale, frutas (melocotón, manzana, pera, naranja, limón), azúcar y canela. El licor seco le dará un toque fabuloso, pero la cantidad se puede ajustar dependiendo de la carga alcohólica que queremos que tenga el cóctel.

Mimosa

Este cóctel es un clásico y es apropiado para tomar en el brunch, ya que tiene una baja graduación y se considera un cóctel suave. Su receta es muy sencilla y consiste en mezclar a partes iguales zumo de naranja con espumoso, a lo que se añade unas gotas de Grand Manier o triple seco. Este combinado se hizo famoso gracias a la reina Isabel II de Inglaterra, que en los años 60 afirmó al diario Sydney Morning que era su favorito.

Bellini

Se trata de otro cóctel sencillo, ligero y refrescante. Fue creado en Venecia en los años 40 y recibe su nombre por el pintor Giovanni Bellini, ya que su color rosado recordaba al que utilizaba en sus cuadros. Su combinación es muy sencilla y consiste en mezclar pulpa de melocotón con azúcar y espumoso. La pulpa de melocotón se realiza batiendo la carne del melocotón en una batidora hasta que queda una pasta uniforme. Es recomendable guardarla en la nevera hasta la preparación del cóctel.

Cabernet Caipirinha con moras

El sabor del Cabernet Sauvignon joven ayudará a potenciar los sabores de esta versión de la caipirinha realizada con frutos rojos. En un mezclador, mezcla moras, lima y azúcar hasta que obtengas una pasta. A continuación, añade hielo picado, zumo de arándanos, de lima y de naranja. Añade cachaça y un Cabernet Sauvignon joven. Finalmente, decora con rodajas de lima y naranja.

Crimean

El cóctel Crimean es perfecto para refrescarse, sobretodo antes de comer, gracias a su sabor seco y al vino blanco que, mezclado con la soda te ayudará a calmar la sed en una experiencia muy refrescante. En una coctelera con hielo, mezcla a partes iguales un vino blanco seco y Cointreau durante unos treinta segundos. Sírvelo en un vaso ancho con hielo y soda al gusto. Típicamente se decora con una cereza, pero también se le pueden añadir unas hojas de menta.

Boston Bamboo

Es un cóctel perfecto para quienes se consideran amantes del sherry. Recibe su nombre por la tonalidad amarillenta tostada, similar a la de la madera de bambú. Su sabor seco y el toque de angostura hacen de este combinado la opción perfecta para disfrutar antes de comer.

En una coctelera con hielo se mezclan a partes iguales vino dulce seco tipo sherry con vermú seco. Se le añade una pizca de bitter de naranja y otra de angostura y se agita durante unos 40 segundos. Finalmente, se sirve en una copa y se le añaden rodajas de limón y una aceituna.

Ahora que ya conoces algunos productos con vino y cómo preparar los cócteles más deliciosos, solo te queda elegir las opciones que más se aproximan a tu gusto para darte un capricho delicioso y saludable.

Nuestra bodega Heredad de Aduna, fabrica los mejores vinos rioja y garnacha que serán los mejores aliados de tus cócteles de verano.

Publicaciones recientes

Dejar un comentario